jueves, 19 de noviembre de 2015

PAN de KAMUT...

Prové el pan de Kamut hace unos días, lo tenía pendiente en mi mente. Sabor dulce, suave... si, me ha gustado.

Leyendo un poco sobre este cereal... todo apunta que proviene de las tierras egipcias, desde donde se extendió a otras regiones, pasando primero por todo EUA.
Hay varias historias sobre su origen (una de ellas explica que lo encontraron dentro de una tumba egipcia).
Llegó a EUA en el año 1949 y se conreó. Dicen que un bioquímico y científico agrícola de aquellas tierras fue quien investigó los beneficios y el valor nutricional del Kamut.

Actualmente, es marca registrada (Kamut Khorasan) por la comopañía Kamut Internacional, que lo conrea de manera orgánica en Estados Unidos y ha establecido pautas de calidad para su cultivo así como para la producción de alimentos orgánicos, también, elaborados con este grano. Así pues, si compras Kamut registrado te aseguras que proviene de agricultura ecológica y que no contiene otras variedades de trigo convencional.

Es el grano más antiguo que se conoce, muy resistente a plagas, hecho que lo hace idóneo para el conreo ecológico.


Comparándolo con el grano de trigo convencional, el Kamut...
- Contiene, aproximadamente, un 30% más de proteínas, así como del aminoácido esencial Lisina (no suele estar presente en otros cereales).
- Más cantidad de hidratos de carbono complejos.
- Hasta el doble de lípidos, sobretodo ácidos grasos insaturados, como también el doble de algunas vitaminas (especialmente, B1 i B2).
- Cinco veces más cantidad de niacian (vitamina B3) y vitamina E
- Minerales: unas 3 veces más densidad de calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro y elevada cantidad, también, de zinc y selenio.
- Menor cantidad de agua (le proporciona resistencia frente a insectos y dificulta que se estropee. También, contener menor agua significa perder menor nutrientes hidrosolubles - determinadas vitaminas y minerales).
- Menor cantidad de fibra, lo hace más digerible.

Todos estos valores nutricionales lo hacen especialmente interesante en la alimentación de deportistas, pudiéndolo ingerir dentro de los platos previos a una prueba.

Revisando estudios varios... no he encontrado estudios contundentes (sobretodo por poca cantidad en la muestra) a nivel de los efectos en el metabolismo humano, pero si los he encontrado sobre investigación a nivel molecular en ratas. Los primeros sugieren que el Kamut puede reducir radicales libres así como estados inflamatorios en los humanos. Los segundos, demuestran, en ratas, que este grano protege del estrés oxidativo mejor que el grano de trigo que solemos ingerir.
El efecto antioxidante puede ser beneficiosos en caso de colesterol así com problemas cardiovasculares. Se ha demostrado que la combinación del selenio con la vitamina E potencian este efecto.
A nivel de medicina tradicional China se le atribuye, al Kamut, energía vital y beneficios para nuestro hígado, sobretodo en personas fácilmente irritables (el hígado regula esta emoción, según ellos).

Este cereal contiene gluten. En ser menor la cantidad, se ha estudiado si podría ser ingerido por celíacos sin tener efectos tóxicos en ellos; pero no se ha evidenciado menor toxicidad. Así pues, no se recomienda para intolerantes al gluten.

Y, finalmente, como cocinar el grano... Es bueno dejarlo en remojo un par de horas antes de cocinarlo. Una taza de grano de Kamut por dos de agua o de caldo vegetal. Se hierve a fuego medio hasta que haya perdido todo el agua (aproximadamente 45 minutos). Puedes servirlo con verduras, simplemente, o con aceite, ajo y perejil... a tu gusto.

2 comentarios:

  1. Vaig tastar el pa de kamut i em va encantar!
    Gràcies pel suggeriment! :)

    ResponderEliminar